Son mis textos, fruto de mi imaginación y aunque la mayoría estén narrados en primera persona para nada tienen que ver con mi vida personal, es pura ficción y si alguien se puede sentir identificado en ellos es mera coincidencia.
Solo aquellos que tratan de la localidad de San Martín del Tesorillo tienen un fondo de realidad que trato de sacar a la luz.

.

martes, 3 de enero de 2012

CARTA DESESPERADA

Me siento mal, tan mal… que desearía desaparecer de una vez por todas. La vida ha sido injusta conmigo ¿Por qué? ¿Por qué todos la prefieren a ella? Su frescura es tan artificial como la piel que la envuelve, en cambio yo… poseo la frescura natural, la frescura deseada durante años y ella está ahora usurpando mi lugar, el que siempre ocupé. La odio, la odio con todas mis fuerzas.

Siempre me tocaron manos fuertes, me acariciaron bocas sedientas… y ahora… solo ella es la que existe; mientras tanto, yo observo a distancia sufriendo el desprecio y el abandono. No se si podré seguir soportándolo, no hay derecho a que yo, el botijo de siempre, sea sustituido por la botella de plástico.